Malas prácticas en el uso de plaguicidas afectan la inocuidad de los alimentos

 Malas prácticas en el uso de plaguicidas afectan la inocuidad de los alimentos
Compartir

En webinar, organizado por el Centro de Inocuidad Alimentaria, expertos abordaron la presencia de residuos agroquímicos en productos hortofrutícolas. 

Un importante agente en la contaminación de frutas y hortalizas, que pone en riesgo la salud de las personas, es el uso indiscriminado de plaguicidas y agroquímicos. La agricultura es la actividad que más emplea este tipo de compuestos, consumiendo hasta el 85% de la producción mundial.

La aplicación de malas prácticas agrícolas afecta la seguridad de los productos que se comercializan tanto en los mercados internos como externos. Según la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), las principales causas del rechazo de las exportaciones de América Latina a Estados Unidos se debe a la presencia de residuos de plaguicidas, las condiciones higiénicas y la detección de patógenos. En el mercado asiático, en tanto, el 51% corresponde al factor plaguicidas.

Con la finalidad de capacitar y promover Buenas Prácticas Agrícolas, se desarrolló el webinar “inocuidad Alimentaria y Uso de Plaguicidas”, organizado por el Centro de Inocuidad Alimentaria, dependiente de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca, y que fue apoyado por el Gobierno Regional del Maule y la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (ACHIPIA).

La actividad online contó con la participación de más de 120 asistentes, entre ellos productores, agricultores, profesionales y técnicos del rubro, quienes se capacitaron en torno a inocuidad alimentaria y residuos de plaguicidas en alimentos, y riesgos para el consumidor.

La directora del Centro de Inocuidad Alimentaria, Ana Karina Peralta indicó “los plaguicidas son una de las principales causas de rechazo de nuestros productos en los mercados extranjeros por el riesgo que implican para la salud pública”. Agregó que frente a esta realidad, es necesario  aumentar la vigilancia de residuos agroquímicos en frutas y hortalizas, con la finalidad de tener un sector hortofrutícola con bajo riesgo para los consumidores, y acorde a las exigencias de los mercados tanto nacionales como internacionales.

La profesional explicó que existen malas prácticas en el uso de agroquímicos por diversos factores, tales como: errores en la aplicación del producto, selección inadecuada del equipo de aplicación, fallas en el cálculo del volumen, mala calidad del agua, pH inadecuado, boquillas de los equipos desgastadas, entre otros. A lo anterior se suma que los agricultores no están sensibilizados de los peligros tanto para la salud de los aplicadores como para los consumidores.

Prensa

0 Reviews

Write a Review

Sigue Leyendo