La otra cara del confinamiento: feriantes disconformes con cuarentena total en Talca

 La otra cara del confinamiento: feriantes disconformes con cuarentena total en Talca
Compartir

Luego de la cuarentena total decretada para Talca, los feriantes y comerciantes de la ciudad manifestaron su descontento con la medida, siendo estos quienes se ven más perjudicados económicamente.

La autoridades regionales dieron a conocer el retroceso de Talca a fase 1 en el plan paso a paso, contra el Covid-19.  Esta medida impresionó a muchos talquinos, quienes en masa salieron a la calle para abastecerse, teniendo que hacer interminables filas en diversos supermercados, servicios y principalmente notarías. Un anuncio que sin duda los pilló a todos desprevenidos y donde en masa la gente salió a la calle.

Comercios ambulantes, temporeros, trabajadores independientes y feriantes son quienes más sufren con esta medida, ya que muchos no califican como comercios de primera necesidad cuando sí deberían serlo.

Este es el caso de los locatarios en la población Carlos Trupp, quienes diariamente trabajan en la feria desde las 6 AM, hasta que terminan sus ventas siendo este el único ingreso monetario con el que cuentan para comer, pagar deudas, y cubrir las diferentes necesidades que todos tenemos.

Germán Reyes, el presidente del sindicato Unión y Fuerza del sector oriente de la feria de Carlos Trupp, señala que no han visto ninguna ayuda desde la municipalidad y que los contactos con  el alcalde Juan Carlos Díaz son prácticamente nulos.

“Nos sentimos un poco desamparados por parte de la municipalidad en algunos aspectos, nuestro alcalde no se ha acercado, no ha tenido conversaciones ni nexos directos con nosotros (…) ahora no tenemos ayuda de ningún tipo, nos sentimos desamparados, nuestro alcalde solo veló por el bienestar de algunas personas. Está bien, no puede llegar a todas las personas de la comuna, pero tampoco es real la ayuda que él nos otorga, o dice otorgar” explica, el presidente del sindicato.

Sumado a esto, los feriantes discuten por qué no cuentan con patente de abastecimiento para continuar trabajando, considerando que muchos de los productos que se venden en la feria, corresponden a frutas, verduras y útiles de aseo, elementos de primera necesidad en esta pandemia, los cuales, son el sustento de más de 500 locatarios de la feria de la población Carlos Trupp.

“¿Un mes sin trabajar? Ndosotros somos 6 personas, mi marido, cuatro hijos y yo. Pésimo. No hay por dónde porque somos trabajadores informales, el municipio no nos ha tomado en cuenta para sacar patente y ponernos como cadena de abastecimiento para poder seguir trabajando, quizás con medidas mas estrictas, pero nosotros quedamos cesantes en estos momentos” indicó Pía Bahamondes, locataria de la feria.

Según los comentarios recogidos, la cuarentena afecta mayormente a la clase media y baja, en especial a aquellos que viven del sueldo diario, como los locatarios de la población Carlos Trupp, quienes tienen la incertidumbre del cómo solventaran a sus familias en estas semanas de encierro.

Prensa

0 Reviews

Write a Review

Sigue Leyendo