Experto sostiene que una combinación en la vacuna de refuerzo podría ser necesaria

 Experto sostiene que una combinación en la vacuna de refuerzo podría ser necesaria

Close up of general practitioner hand holding vaccine injection while wearing face protective mask during covid-19 pandemic. Young woman nurse with surgical mask giving injection to senior woman.

Compartir

El Dr. Matthias Piesche, investigador de la Facultad de Medicina de la UCM, llamó a ser cautelosos ante la baja de casos, ya que una posibilidad cierta es que sea la variante Delta la que nuevamente complique la situación sanitaria en Chile.

Es muy temprano para afirmar con certeza que será necesario reforzar la vacuna de COVID-19 cada año, como ocurre en el caso de la influenza”, señala el Dr. Matthias Piesche, investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Maule (UCM), para luego darnos su opinión acerca de la tercera dosis que ya se está aplicando como refuerzo al plan de vacunación para SARS CoV2 en nuestro país.

En el caso de personas inoculadas con Pfizer, se ha demostrado que los anticuerpos disminuyen con el tiempo, lo que podría significar que las personas tienen una protección menor. Una vacuna de refuerzo aumenta la concentración de anticuerpos hasta 11 veces. Adicionalmente, datos experimentales muestran que la inoculación con la vacuna Pfizer puede prevenir infecciones de la variante Delta que es más agresiva. Esto también parece cierto para las otras vacunas como Moderna y Astra Zeneca. En el caso de Sinovac, ha sido demostrado que una tercera dosis también incrementa la concentración de anticuerpos, pero no es claro si protege contra la nueva y más agresiva variante delta”, afirmó Piesche.

Sin embargo, “según la OMS, primero debemos priorizar dar de forma general las dos dosis de vacuna, no solo en Chile, sino en el mundo. De lo contrario, podrían aparecer variantes más agresivas y mortales. Sin embargo, las personas inmunodeprimidas, como los pacientes bajo tratamiento oncológico, receptores de trasplantes de órganos y otros pacientes que necesitan tomar medicamentos para inhibir el sistema inmune, podrían beneficiarse ahora de un refuerzo porque todavía tienen un mayor riesgo en comparación con otras personas que recibieron dos vacunas”, expresó el investigador de la UCM, agregando que “Cuando más personas en el mundo hayan recibido su vacuna, entonces podemos administrar un refuerzo, comenzando con personas con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad grave COVID-19, por ejemplo, ancianos, personas con condiciones pre-existentes, etc., y para luego inocular a personas sin riesgo”.

Bajas cifras y variante Delta en Chile

En relación a la baja en los contagios y fallecimientos registrados en Chile en las últimas semanas, el doctor Piesche llamó a ser cautelosos, ya que una posibilidad cierta es que se repita lo ocurrido en otras partes del mundo. “En algunos países como Estados Unidos, la variante Delta ya es la variante predominante. En Chile, su número aún es bajo. La mayoría de los casos positivos provienen de viajeros, pero la transmisión a través del contacto con la comunidad va en aumento. Se ha demostrado que la variante Delta es más infecciosa y podría provocar una enfermedad más grave. Por lo tanto, debemos ser cautelosos”, sostuvo.

En ese sentido, no descarta que el virus mute a una variante aún más agresiva que las ya conocidas. “Definitivamente es una posibilidad. El virus está en constante mutación. Algunas variantes son menos infecciosas y no se propagarán mucho. Otros, como la variante Delta, son más agresivas y se extienden a todas partes del mundo. Afortunadamente, el virus no muta tan rápido como el virus de la influenza”, dijo.

Los ensayos clínicos han demostrado que una combinación de Astra Zeneca y Pfizer aumenta la protección contra el SARS-CoV-2, potencialmente, también contra la variante Delta. No existen aún datos que usen combinaciones en el esquema de vacunación con Sinovac, aunque ya existen pruebas iniciales con el fin de analizar si ocurre lo mismo que lo observado con Astra Zeneca o Pfizer en este caso. Es necesario esperar a analizar los resultados antes de dar una recomendación. Sin embargo, una combinación utilizando otras vacunas podría ayudar a cubrir las potenciales limitaciones de Sinovac en la neutralización de la variante Delta”, afirmó el doctor Piesche.

Si bien la baja de casos a nivel país nos dice que vamos por buen camino, para el doctor Piesche “aún no tenemos bajo control la pandemia. Por ejemplo, en Israel o Islandia, países con altas tasas de vacunación entre sus ciudadanos, se esperaría que la infección por SARS-CoV-2 este disminuyendo, sin embargo, el número de personas que contraen el virus está en aumento nuevamente. Probablemente debido a la nueva variante Delta. La buena noticia es que aun cuando las tasas de infección están aumentando, los casos severos y la mortalidad es baja, lo que es una clara evidencia de que las vacunas funcionan. Sin embargo, y debido a la aparición de nuevas variantes virales, aún debemos ser cautelosos y seguir utilizando los protocolos de prevención”, advirtió.

Prensa

0 Reviews

Write a Review

Sigue Leyendo